Un día en Aveiro será suficiente para verlo completamente.

aveiroenundia

Durante nuestras vacaciones de Semana Santa, decidimos visitar nuestro país vecino: Portugal. Uno de los días lo pasamos en Aveiro, y hemos de decir que es un lugar con encanto, pero que si podéis, os ahorreis pernoctar en él, pues no merece la pena dedicarle más de un día.

Llegamos a la ciudad y lo primero que hicimos fue dar un paseo general a lo largo de la ría. Le llaman la Venecia portuguesa, y su mayor atracción turística son las grandes góndolas o “moliceiros“, que te ofrecen navegar a través de los cuatro canales durante unos 45 minutos por 10€ por persona. No esperéis el romanticismo de Venecia, pues son como autobuses acuáticos donde viajas con unas 20 personas más.

Nosotros nos ahorramos el paseo, preferimos pasear y descubrir a pie sus callejuelas en busca de la herencia que el Art Nouveau ha dejado en esta pequeña ciudad, donde su mayor exponente se encuentra precisamente en el Museo de arte nuevo donde guardan una hermosa colección de azulejos. El edificio es precioso, bien conservado y destacando su fachada, de entre las que a lo largo de la calle principal se encuentran.
Merece la pena entrar hasta el patio de atrás, que actualmente es una cafetería y puedes visitar sin problema.

La cuidad tiene una plaza de la República donde se ubica la Iglesia de la Misericordia. Construida a principios del siglo XVI y con toda su fachada recubierta de azulejos blancos y azules, es quizás la más bonita de Aveiro, más incluso que su Catedral, conocida como la Iglesia de Santo Domingo.

Lo que no podéis dejar pasar es un almuerzo o cena (como fue nuestro caso) en Adega O Telheiro. Una pequeña bodega donde podréis degustar la gastronomía típica de la zona a precio muy razonable. Os recomendamos el arroz con pulpo (¡¡exquisito!! y buena cantidad). Pedimos también la sopa de pescado y para el postre no nos quedó sitio… ¡ y eso que somos de buen comer ! Aunque podemos decir que la gran variedad de tartas caseras que se presentaban en la vitrina tenían muy buena pinta.
Adega O Telheiro está situada en Largo da Praça do Peixe 20.